Ciberguerra a la Venta

25 de enero del 2017

 

Un nombre conocido en el mundo de la seguridad informática. Hacking Team, la empresa italiana que se vio envuelta en polémica por las filtraciones del 2015, que la involucraba con gran parte de gobiernos latinoamericanos y muchos otros con bajo indice de derechos humanos incluso sancionados por las Naciones Unidas.

Después de los atentados de Madrid en 2004, que fueron coordinados a través de celulares e internet, los oficiales de policía y agentes de inteligencia, no solo en Italia sino en toda Europa, se interesaron por contratar proveedores de hackeo ofensivo, parte de una emergente carrera armamentística dedicada al cifrado comercial. El crecimiento de Skype hizo que fuera fácil para los usuarios cifrar sus comunicaciones y las autoridades estaban dispuestas a pagar medidas correctivas como el Remote Control System. Singapur, el primer cliente de Hacking Team fuera de Europa, lo contrató en 2008. El negocio de la empresa en Medio Oriente despegó en 2011, un auge que coincidió con el inicio de la Primavera Árabe.

Para ese entonces, Hacking Team había entrado en una fase de crecimiento pues su negocio estaba impulsado por la demanda entre los gobiernos del tercer mundo que necesitaban las herramientas de vigilancia del primer mundo. De acuerdo con dos antiguos empleados, la empresa sostuvo charlas con el principal funcionario de seguridad del coronel Muamar Gadafi, quien quería crear un sistema nacional de recolección de información que pudiera incluirse en cada celular libio (Rabe no confirmó ni negó que esta reunión haya sucedido y agregó: “A menudo la empresa recibe peticiones para proveer servicios que no vendería ni tiene disponibles”). Naciones Unidas, que prohíbe la exportación de “armas electrónicas” a Sudán, ha investigado las actividades de Hacking Team en ese país.

Como parte de la controversia, el gobierno italiano revocó temporalmente la licencia de exportación mundial de Hacking Team, así que durante varios meses la empresa tuvo que registrar una solicitud independiente para cada uno de sus clientes fuera de la Unión Europea.

David Vincenzetti, el director ejecutivo de Hacking Team, en Milán Credit Luca Locatelli/Institute para The New York Time

David Vincenzetti, el director ejecutivo de Hacking Team, presenta en la entrevista la imagen corporativa de la empresa y explica a nivel técnico sus servicios. Pero pese a esta visión empresarial legitima que brinda Vicenzetti la verdad es que el historial de los países y situaciones en los que el nombre de su empresa se ha visto envuelta, desde ataques en elecciones regionales de Puebla, Querétaro y Jalisco en México, hasta negocios con Sudán, Baréin, y Arabia Saudita, deja poco margen para imaginar esta empresa como nuevos “perros de guerra” o “mercenarios” en las guerras tecnológicas, el nuevo gran frente.

*Usuarios Digitales tomó el texto de The Newyork Times: http://www.nytimes.com/es/2017/01/12/ciberguerra-a-la-venta/?smid=tw-espanol&smtyp=cur

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *