EEUU: Trump Quita los Derechos de Privacidad de Ciudadanos No Estadounidenses

30 de Enero del 2017

 

La orden ejecutiva, que por los momentos se encuentra suspendida (solo los puntos relacionados a los emigrantes con visa o residencia), y la cual desato todo el movimiento del pasado fin de semana. Firmada por el presidente estadounidense Donald Trump en sus primeros días de mandato podría poner en peligro un marco de transferencia de datos de seis meses de antigüedad que permite que los datos personales de los ciudadanos de la UE fluyan hacia Estados Unidos para ser procesados, Protección de la privacidad una vez que llega allí.

Cerca de 1.500 empresas han firmado el marco hasta ahora, que sólo se puso en marcha en agosto , después de un proceso de negociación de varios años.

El eurodiputado Jan Philipp Albrecht, ponente del Parlamento Europeo sobre regulación de la protección de datos, twitteó hoy, sugiriendo que la orden presidencial de Trump, firmada ayer, podría invalidar Privacy Shield.

 

La Sección 14 de la Orden Ejecutiva firmada por Trump – aparentemente para mejorar la aplicación interna de las leyes de inmigración de los Estados Unidos – dice:

Ley de Privacidad. Las agencias se asegurarán de que sus políticas de privacidad excluyan a las personas que no sean ciudadanos de los Estados Unidos o residentes permanentes legales de las protecciones de la Ley de Privacidad en lo que respecta a la información de identificación personal.
A principios de este mes, la comisaria europea Vera Jourova dijo que estaría viajando a Estados Unidos esta primavera para reunirse con el gobierno de Trump para evaluar su compromiso con el Escudo de Privacidad UE-EE.UU.

El marco de transferencia de datos también se debe a su primera revisión anual este verano.

Las conversaciones para acordar el Escudo de Privacidad se intensificaron con urgencia en octubre de 2015 después de que el anterior acuerdo de Safe Harbor fue derribado por el tribunal superior de Europa, después de un desafío legal relacionado con los programas de vigilancia masiva del Gobierno de los Estados Unidos. Ese régimen de autocertificación había estado en funcionamiento durante quince años.

La pregunta ahora es si el reemplazo del mecanismo de flujo de datos entre la UE y los EE.UU. está a punto de despegar mucho más rápidamente – ayudado en su camino por las opciones de políticas relacionadas con la privacidad de la administración Trump.

La ampliación de las protecciones de la privacidad de Obama a ciudadanos no estadounidenses fue elogiada como un paso muy positivo por parte de los funcionarios de la UE durante las negociaciones del Escudo de Privacidad. Por lo tanto, es difícil no concluir la trayectoria de la nueva administración de Estados Unidos con respecto a la privacidad y los extranjeros no es un buen presagio para los flujos de datos fáciles entre las dos regiones.

Pero la Comisión Europea ha rechazado previamente estas críticas estructurales al marco, profesándose satisfecho con las «garantías» garantizadas por la administración Obama de que cualquier acceso a datos personales para la aplicación de la ley o la seguridad nacional estaría «limitado a lo necesario y proporcional» Y argumentando que el mecanismo refuerza las protecciones de privacidad a través de nuevos componentes como un ombudsman para manejar las quejas y una revisión anual de cómo está funcionando el Privacy Shield.

Sin embargo, la llegada de Trump podría realmente poner el gato entre las palomas de la Comisión.

Su objetivo primordial para Privacy Shield ha sido engrasar las ruedas del comercio digital, proporcionando un mecanismo simplificado para autorizar las transferencias de datos personales entre la UE y los Estados Unidos, al tiempo que se logra un nivel adecuado de cumplimiento de la legislación europea sobre privacidad. Pero las prioridades de la nueva administración estadounidense en materia de inmigración y negocios sugieren que Trump’s America tiene la intención de tomar una dirección muy diferente.

Vemos como en el mismo decreto polémico de la administración Trump, a parte del frente agitado que se presente ya desde este fin de semana en el interior de estaos unidos, podría abrirse un segundo frente con la Comunidad Europea.

*Usuarios Digitales tomó el texto original de Tech Crunch: https://techcrunch.com/2017/01/26/trump-order-strips-privacy-rights-from-non-u-s-citizens-could-nix-eu-us-data-flows/

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *